🔵 LA CIUDAD ES UNA TRANSPARENCIA IMPENETRABLE

Ciudad Blanca sobre fondo blanco, es la sentencia de lo etéreo de la ciudad con respecto a su dinámica, su vida, su invisibilidad, su mimetización con el fondo. ¿Dónde empieza la Ciudad y dónde empieza el Fondo? Donde el poeta, el silencio y la mirada se encuentran. El poeta constituye la figura de esa ciudad blanca y de ese fondo.

jacques derrida deconstruir

Ciudad Blanca es el lugar dónde todo se ha dicho en su nada. Y ¿por qué hay nada y no más bien algo? Un color, un matiz, un degradado… Porque el poeta se ha dispuesto a realizar a una mirada introspectiva en la búsqueda su propia epopeya, la gesta psicoanalítica de su ciudad interior sobre su propia psiqué, su alma. Esta es la finalidad poética.

Fondo Blanco es el relieve dulce que se arroja a la ciudad, como un lienzo que grita por descubrir(se), por desocultar(se), lo que en el interior se desarrolla, se redibuja, se desdibuja esperando al asecho.

nietzsche patreon marcos represas

En esta gesta, en la búsqueda del tesoro silencioso, los sonidos se hace más y más nítidos. Esos sonidos que provienen del anhelo, del dolor, de la esperanza perdida, de la amistad verdadera, del amor eterno y el odio efímero…

Ese ciudadano de la Ciudad Blanca, es quien reclama y denuncia la ausencia y el vacío de la ciudad dónde vive, y que se arroja a la existencia en búsqueda de sentido: ¡una (auto-re)composición en color!

Ese ciudadano-poeta es el sujeto existencial en el que todos convergemos, buscando nuestra propia gesta que diseñe y reconstruya ontológicamente la cotidianidad y el destino, donde llegamos y nos vamos con un abrazo…

-FIN-

El texto originalmente es un prólogo al poemario, La ciudad es una transparencia impenetrable, de mi gran amigo, Ricardo Montiel.

Fotografía: Andrés Vargas, Costa Rica.

El Inmortal BORGES 🔵

DE BORGES, LA INMORTALIDAD Y TUS OJOS VERDES

La muerte (o su alusión) hace preciosos y patéticos a los hombres… Nada puede ocurrir una sola vez, nada es preciosamente precario. Lo elegíaco, lo grave, lo ceremonial, no rigen para los Inmortales. Homero y yo nos separamos en las puertas del Tánger; creo que no nos dijimos adiós.

El Inmortal, Borges. Capítulo IV.

Creo que ayer no nos despedimos. Incluso creo que antes de ayer, tampoco. Al menos no había la intención de ambas partes. Era como dejarnos en pausa… Y si lo hicimos, fue algún guiño que podría parecerse a algo más como seguimoshablandomástarde. En la inmensidad de la eternidad estamos condenados a volvernos a encontrar. El adiós no importa. El A-Dios como buen deseo en la partida, es un simple suspiro que es tan insignificante como impreciso. El tiempo es intrascendente, pero no deja de ser melancólico la distancia que por centurias nos han separado, pero
hoy, hoy, es un instante-eterno-feliz que se prolonga,

que
se
estira,
que
se
expande,
que
se
d-i-l-a-t-a-e-n-e-l-e-s-p-a-c-i-o-i-n-f-i-n-i-t-o-y-e-t-é-r-e-o-e-i-n-c-o-n-m-e-n-s-u-r-a-b-l-e…
Como cuando te miro y me pierdo en tus ojos y me rescatas con su risa.

nietzsche patreon marcos represas

Tú, la de los ojosverdes, tú que eres la hija del Sol Poniente, es imposible olvidarte en la multiplicidad de miradas en las que he podido penetrar. Tu voz entre muchas, entre siglos de voces, me sigues envolviendo como siempre te escuché. Y me estremeces. Y me excitas. Y me ilusionas. Y me seduces…

Delatando mi corazón como el cuento de Poe.
Doblegándome como Hércules, Hera preciosa.
Traspasándome el alma como Aquiles en su talón.

En una gesta relatada en combinación con el Señor de los Anillos, Hamlet y El Quijote. Como una palabra que se lanza al susurro l-e-n-t-a-m-e-n-t-e que no termina de decirse sostenida en el tiempo, frenada por el viento cuando me falta el aliento, pero dirigida por las ondas estelares del astro que anuncia el día, la Lámpara-del-Amanecer, que permite que el crepúsculo deje atrás la noche más oscura-nocturna y pueda inclinarme a tu pies para besarlos; esa onda que me paraliza, que me pasma, que me petrifica, cuando por fin…

Me encuentro ante ti.

A Andrea.

Fotografía: Andrés Vargas, Costa Rica.

🔵 OJOS ESMERALDINOS

Estábamos ahí, en el cuarto vacío, al menos eso parecía. Solo había algo majestuoso (y eso es decir poco): tu sonrisa acompañada con tus hermosos ojos verdes. La gente regularmente compara el vacío con el silencio, quizás porque no-hay-nada, pero se equivocan. No hay nada más lleno que el vacío y no hay sonido más fuerte que el silencio. Ese vacío lleno de tu dulzura. Ese silencio que nos apresura, que nos ralentiza, que nos sumerge, que nos atraviesa, pero que enmudece cualquier palabra que quebranta la armonía de tu miradadeniña.

Luisito, ¿qué era lo que me decías sobre el color “verde”?

Bueno, pues si Hermes Trismegisto escribió su Tabla Esmeraldina, yo tengo la Mirada Esmeraldina que me (de)muestra el Universo. Pues, como dice el poema de Gonzalo Fragui…

lamiradadeunamujer
eselúnicopuente
quenospermitellegar
alotroladodeldía

Gonzalo Fragui. Los puentes de Madison, Dos Minutos Y Medio.
nietzsche patreon marcos represas

El otro lado del día es la orilla sobre la cual el dios egipcio Horus cruza de oriente al poniente, donde la noche se estrella, donde el hermano gemelo del Sol brilla, y me pierdo en su mirada en medio de la oscuridad donde todo resplandece desde el Nuncajamás, donde puedo transformarme en un Espantapájaros, sí, en un espantapájaros, porque los espantapájaros exigen saber volar. ¿No sabías? ¿No conocías el poema Espantapájaros de Oliverio Girondo?

¡Peroesosí!
Yenestosoyirreductible.
Nolesperdono,
bajoningúnpretexto,
que
no
sepan
volar.
Sinosabenvolar
¡Pierden
el
tiempo
lasquepretendanseducirme!

Y tú, como dice el bolero, y-nada-más-que-tú, en ese cuarto que estaba vacío, donde tus ojos esmeraldinos llenaron todo, me volví inminente.

Y volamos.

A Andrea.

Fotografía: Andrés Vargas, Costa Rica.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo: