Marcos Represas

đŸ”” OJOS ESMERALDINOS

Eståbamos ahí, en el cuarto vacío, al menos eso parecía. Solo había algo majestuoso (y eso es decir poco): tu sonrisa acompañada con tus hermosos ojos verdes. La gente regularmente compara el vacío con el silencio, quizås porque no-hay-nada, pero se equivocan. No hay nada mås lleno que el vacío y no hay sonido mås fuerte que el silencio. Ese vacío lleno de tu dulzura. Ese silencio que nos apresura, que nos ralentiza, que nos sumerge, que nos atraviesa, pero que enmudece cualquier palabra que quebranta la armonía de tu miradadeniña.

Luisito, ÂżquĂ© era lo que me decĂ­as sobre el color “verde”?

Bueno, pues si Hermes Trismegisto escribió su Tabla Esmeraldina, yo tengo la Mirada Esmeraldina que me (de)muestra el Universo. Pues, como dice el poema de Gonzalo Fragui


lamiradadeunamujer
eselĂșnicopuente
quenospermitellegar
alotroladodeldĂ­a

Gonzalo Fragui. Los puentes de Madison, Dos Minutos Y Medio.
Clases online de filosofia Marcos Represas

El otro lado del dĂ­a es la orilla sobre la cual el dios egipcio Horus cruza de oriente al poniente, donde la noche se estrella, donde el hermano gemelo del Sol brilla, y me pierdo en su mirada en medio de la oscuridad donde todo resplandece desde el NuncajamĂĄs, donde puedo transformarme en un EspantapĂĄjaros, sĂ­, en un espantapĂĄjaros, porque los espantapĂĄjaros exigen saber volar. ÂżNo sabĂ­as? ÂżNo conocĂ­as el poema EspantapĂĄjaros de Oliverio Girondo?

ÂĄPeroesosĂ­!
Yenestosoyirreductible.
Nolesperdono,
bajoningĂșnpretexto,
que
no
sepan
volar.
Sinosabenvolar
ÂĄPierden
el
tiempo
lasquepretendanseducirme!

Y tĂș, como dice el bolero, y-nada-mĂĄs-que-tĂș, en ese cuarto que estaba vacĂ­o, donde tus ojos esmeraldinos llenaron todo, me volvĂ­ inminente.

Y volamos.

A Andrea.

Fotografía: Andrés Vargas, Costa Rica.

Marcos Represas filosofia

Suscríbete al BOLETÍN para ver de primero el contenido

Marcos Represas filosofia
0 comentarios

Dejar un comentario

ÂżQuieres unirte a la conversaciĂłn?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *