heidegger ser y tiempo resumen

Martin HEIDEGGER Ser y Tiempo RESUMEN 😍

En 1927 se publicó un libro que haría un hito en la historia de la filosofía: Ser y Tiempo, del filósofo alemán, Martin Heidegger (1889-1976). Quédate hasta el final para que veas esta introducción con palabras sencillas sobre este oscuro filósofo.

ACLARACIONES INICIALES

Algunos potentes estudiosos de la obra de Heidegger argumentan que Ser y Tiempo no es realmente un solo texto sino que es la totalidad de la obra del él. Sin embargo, aquí, nos remitiremos al texto con el mismo nombre.

jacques derrida
Introducción a la filosofía de Jacques Derrida

Este filósofo que nació un año antes de que muriera Nietzsche es considerado el filósofo más importante del siglo XX. Para mi, es Jacques Derrida al llevar a cabo la tarea heideggereana de la destrucción de la metafísica con su método deconstructivista.

Heidegger SER y tiempo

Lo primero que tenemos que decir es que en Ser y Tiempo va a plantear algo totalmente radical. Ya lo asomé arriba. Heidegger plantea que hay que destruir la metafísica occidental porque toda la historia de la filosofía ha hecho una preeminencia hacia los entes, es decir, hacia las cosas.

Para explicarlo de forma sencilla, un ente o una cosa es por ejemplo, nuestro cuerpo, el espíritu, los carros, los libros, el amor, la libertad, la fantasía. Todas las cosas del mundo son entes.

Heidegger, cuando se hace la pregunta qué es el ser se da cuenta que hay una trampa en la pregunta y advierte que nuestro lenguaje está hecho solo para los entes. Solo señalan cosas. Por lo tanto, la pregunta es incontestable. No se puede responder qué es el ser con nuestro lenguaje.

En definitiva, ni con el alemán ni con el español, ni con otro lenguaje, puedo acceder al ser.

La Destruktion: DESTRUIR LA METAFÍSICA

¿Por qué él plantea destruir la metafísica? Porque de lo que se ha escrito en la filosofía ontológica (la que se encarga de estudiar el ser) realmente es de los entes y no de los seres. ¿Solución? Hacer una nueva forma de lenguaje que nos permita acercarnos cada vez más al ser. Y podemos partir de la poesía. Pero no en el sentido del género literario. Poiesis, del griego, significa crear y hacer.

Por ello, podrán ver que Heidegger a lo largo de su obra, cada vez escribe más suelto, más literario inclusive, tratando de acercarse a una forma de escritura más cercana a la forma de pensar que él quería mostrar.

Heidegger DASEIN en Ser y Tiempo

La tradición filosófica, en concreto la metafísica, explica al ser como presencia. Y es esta presencia la que Heidegger va a mostrar como la confusión de los filósofos por lo ente. Por ello, es que han olvidado -hasta Ser y Tiempo, obviamente- la pregunta por el ser. Esta pregunta cayó en el olvido.

Y enfrentado a que el lenguaje no nos ayuda a acceder al ser, Heidegger comienza a inventar un montón de palabras nuevas, es decir, neologismos, que puedan aproximarle a los conceptos que él quiere apuntar.

Una de estas palabras nuevas va a ser el centro de su filosofía. Y es nada más y nada menos que: Dasein. En español literal sería Ser-ahí. Pero poco se entiende qué significa.

Con esta palabra novedosa, Heidegger va a desvincularse de la tradición filosófica. Porque el Dasein no se está refiriendo al hombre, ni siquiera al sujeto cognoscente de Descartes. Con el Dasein está rompiendo la fórmula de la representación de sujeto-objeto. El sujeto que quiere conocer al objeto. 

¿Por qué no utilizó la palabra ser-humano? Porque Heidegger se preguntaría qué es ese “ser” antes de la palabra humano. Dasein se puede entender de una forma sencilla como existencia, el que existe. Pero recuerden que el Dasein no es un ente simplemente.

El Dasein es la cualidad de un  ente específico que permite preguntarse por el ser. Es decir, nosotros somos ese Dasein. Las demás cosas del mundo no, porque las otras cosas no se preguntan por su ser, nosotros sí.

nietzsche patreon marcos represas

Este Dasein es un pro-yecto: está arrojado al mundo, está eyectado al mundo, por eso el “ahí” del Ser-ahí. Porque ese “ahí” es precisamente el mundo.

Nosotros somos, mientras nos abrimos al mundo. Esto tiene que ver con una apertura al mundo. El ser siempre está afuera, abierto, aperturado. Porque siempre es un siendo. Arrojado, enfrentado, encontrado al mundo y al otro. 

SER EN EL MUNDO Heidegger

No solo hay una existencia, hay una apertura a múltiples posibilidades de ser. Pero hay una sola posibilidad cierta y es que el Dasein existe hacia la muerte. No es como regularmente se entiende que vivimos para morir. Es un: hacia la muerte.

Esto nos descubre una forma de existir, una forma de vida auténtica -diría Heidegger-. Porque me voy a ocupar de vivir desde la angustia de que existo hacia la muerte. La angustia me permite estar en la nada, me quita todas las distracciones de la vida, me quita de enfrente todos los entes, todas las preocupaciones, las banalidades, diría Heidegger, una forma de vida inauténtica, y me deja solo con mi ser. Y no hay nada más potente que esto.

Y si yo tengo consciencia de esta vida finita, comenzaré a ocuparme desde esa angustia de existir, de ocuparme del ser, ocuparme del otro y de tomar mejores decisiones que si olvido esta posibilidad que me acecha que es la muerte.

Heidegger va a advertir es que la tradición filosófica ha hecho es enjaular al ser en conceptos. Por ello, su tarea filosófica será la de liberar al ser. El problema principal es la forma dualista y jerárquica del lenguaje y uso en la filosofía. Por ejemplo, términos como alma-cuerpo, externo-interno, cielo-infierno… son formas de pensar dicotómicas. Y realmente, estas fronteras entre una y la otra es borrosa, no es tan claro donde comienza el cuerpo y donde termina para comenzar el alma. Esa supuesta primacía histórica del alma sobre el cuerpo, por ejemplo, no es tan cierta. Por ello, hay que destruir esta forma de hacer metafísica.

EL TIEMPO

Por supuesto que también, el tiempo va a mostrarse desde otro lugar, desde otra forma.

El tiempo desde la tradición filosófica es un transcurrir de momentos, un transcurrir de ahoras. Estructurado en pasado, presente y futuro. El pasado es lo que está lejano, lo que aconteció. El presente, ese ahora, ese instante y, el futuro es el devenir, lo que está viniendo.

Y para remate, nosotros los occidentales, hijos de una tradición judeo-cristiana tenemos una concepción lineal del tiempo.

Pero Heidegger va a escribir, nosotros somos tiempo. El tiempo no es otra cosa que transcurrir. Nosotros estamos atravesados por el tiempo y éste nos constituye. El ser se expresa en el tiempo. El tiempo es inmanente, no sólo trascendente. No solo hay tiempo fuera de nosotros, sino también dentro nuestro. ¡Obviamente envejecemos! Y no hay crema Pons ni botox que aguante esta vaina. 

merili temporada 4

Pero tranquilo, recuerda que la muerte siempre es una posibilidad. Uno pudiera morir joven.

En este momento, en mi como Dasein, al mismo tiempo está mi pasado como experiencia, mi presente y mi futuro como posibilidades.

Aquí es que todo tiene sentido como la existencia en apertura en el instante. Siempre afuera, siempre siendo, siempre abierto a las multiplicidades en el mundo. Y el tiempo constituye al ser de todas las cosas, pero en mi, de una forma dinámica, transformativa, porque soy consciente de que puedo morir en cualquier momento, y eso tiene un impacto tan profundo que me obliga, que nos obliga, a ocuparnos de existir y tener vida auténtica.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *