Meditación sobre la propia muerte: Práctica estoica

Meditación sobre la propia muerte: Práctica estoica

Meditación es una palabra que regularmente se asocia prácticas de Oriente, ashram, mantras… sin embargo, en Occidente vemos en las prácticas helénicas e incluso hebreas la meditación está presente.

Vamos a hablar hoy de un ejercicio estoico porque estamos en la línea de el «conócete a ti mismo». Incluso, algo de esto lo está estudiando actualmente la filosofía de la mente.

Si bien es cierto que hay un estudio de la filosofía de la mente con respecto al lenguaje y que vino después de Wittgenstein, pensadores como Michel Foucault hizo importantes esfuerzos antes de su muerte con respecto al dominio de sí mismo. Foucault hizo estudios importantes acerca de la cultura helénica, es decir, de la Antigua Grecia en sus clases llamadas, la hermenéutica del sujeto. Que espero pronto poder hacer un análisis de estas clases en mi canal de YouTube.

Vamos a hablar hoy del ejercicio de la meditación fatal, la praemeditatio malorum, la meditación sobre la propia muerte.

[YouTube] Puedes conocer más sobre e la muerte en la filosofía con #9 pensadores

Qué es estoicismo

La filosofía estoica a lo largo de toda estas formas de vivir, instruyó a sus alumnos en la escuela del estoicismo en diferentes ejercicios meditativos, de autoconocimiento, éticos, y creo que a la filosofía hay que devolverle este sentido práctico a la vida, este sentido terapéutico del alma que tenía en la época helénica.

El estoicismo en este ejercicio de la meditación fatal, va a decirle a sus alumnos tienes que meditar constantemente sobre una fatalidad, sobre una gravedad, y reflexionar si me pasará un accidente grave qué pasaría con mi vida, qué pasaría con los que me rodean: si tengo hijos, si tengo hermanos, si tengo esposa, si tengo pareja, pero qué pasaría si nos ocurriera lo más fatal: la muerte.

[YouTube] Puedes aprender más sobre la muerte con este video

Estoicismo: ejemplos y práctica para ser estoico

Este ejercicio sobre la meditación de nuestra propia muerte va a darnos a una posibilidad de reflexión de un impacto muy potente porque vamos a hacer de nosotros un juicio final acerca de la ética de nuestra vida y cómo ha sido nuestra vida sobre el discurso de la ética y el discurso de la verdad.

hay que recordar que para los antiguos griegos, para la época helénica, el tema de la verdad tenía que ver con un componente espiritual. Por eso, la máxima délfica: conócete a ti mismo y conocerás al universo ya los dioses, va a ser tan preponderante en esta inquietud de sí que se transformó en una cultura de sí.

Esta máxima del gnothi seauton, conócete a ti mismo, tiene dos acepciones: una es que si me conozco a mí mismo puedo conocer la naturaleza divina, conocer a los dioses, pero también puedo conocer puedo conocer lo divino que hay en uno mismo, y esto divino es el alma.

Martín Heidegger nos recuerda la pregunta más importante

Creo que a esto Heidegger en el siglo XX va a poner la cereza en el pastel porque va a decir Occidente se ha olvidado de la pregunta más importante de la filosofía, y esta es la pregunta por el ser. Ese ser que se pregunta por el ser y que él llama el dasein, que significa existencia, el ser-ahí, el ser-ahí-arrojado-en-el-mundo.

Nosotros no nos conocemos a nosotros mismos. Si se nos pregunta quién eres o si nos peguntamos quién soy, podríamos advertir que que la cultura de sí nos está mostrando que no se responde con el nombre, sino sobre el ser.

Todavía Heidegger va a decir a esto que el ser se esconde, se voltea cada vez que uno quiere acceder a él. Por eso, va a decir que se le encuentra no con las palabras sino con el silencio y siempre está en apertura, hacia su des-cubrimiento.

El problema es que desde Descartes y su cogito ergo sum, pienso luego existo, abriendo así la subjetividad, pusimos muchísima preeminencia al logos, al pensamiento y a la interpretación del mundo.

[Instagram] Conoce más sobre Heidegger con estas frases

Meditación estoica: la mejor idea es tu muerte

El discurso de verdad que uno puede desarrollar se hace en la apropiación de sí mismo en el dominio de sí mismo. Esto es sumamente importante para un estoico y para toda la filosofía y meditación del estoicismo.

Si tuvieras que meditar sobre tu propia muerte y las consecuencias de esto, qué pensarías, cuáles serían el resultado de tus reflexiones, cómo quedaría tu familia, cómo quedarían tus amigos, cómo quedarían tus hijos, cómo quedaría tu pareja, cómo quedaría tu vida, como dijo Sarte: la muerte no es otra cosa que la continuidad de mi vida sin mi.

¿Será que cuando se hace una meditación fatal de ti mismo encontrándose con la posibilidad de tu propia muerte, transformarías tu conducta, transformarías tu forma de pensar, transformaría, tu forma de sentir, y cambiarías tu vida?

[YouTube] Puedes ver mi video sobre la meditación fatal

Puedes encontrarme en mis redes sociales

Puedes suscribirte a mi canal de YouTube para enterarte de más filosofía

Dale clic al botón de YouTube para suscribirte ¡Y listo!

Te presento a mis Mecenas de Patreon

Con tu apoyo en Patreon me ayuda a seguir: https://www.patreon.com/marcosrepresas

Puedes ayudar desde $1 al mes.

Tú también puedes apoyarme en Patreon. Puedes ver cómo dándole clic a la imagen
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.