🔴 DECONSTRUIR. JACQUES DERRIDA

El filósofo francés que nos invita a deconstruir, Jaques Derrida (1930-2004), como heredero de la filosofía de Nietzsche (1846-1900); parte del mismo planteamiento sobre la historia de la filosofía como historia de enmascaramientos. Y estas mascaras están puestas como valores supremos.

Deconstruccion Jacques Derrida Deconstruir
Derrida: Introducción a Deconstruir

La filosofía ha enmascarado su rostro en cada tiempo histórico a través de distintas denominaciones. Y siempre bajo el fundamento e un ideal o de una noción central. Derrida nos muestra: la tradición de Occidente es un encadenamiento continuo de distintas explicaciones de ese centro.

DECONSTRUIR LA FILOSOFÍA

La deconstrucción entiende que ese centro es el problema heideggeriano sobre la siguiente idea: la metafísica siempre ha significado por “ser”. Es decir, ser de un ente, aquello que permite la existencia del ente bajo la condición de “estar-ahí”, como presente y como totalidad.

Por tanto, el “ser” siempre ha sido entendido como fundamento, principio y fin de todas las cosas. Aquello a lo que siempre había que ceñirse al que “está-ahí”, y esto es, en el sentido más extenso, la presencia del presente.

Ahora admisiblemente, Derrida, va a ponernos de manifiesto esta característica que se encuentra motivada ciertamente por una permanente centralidad. La metafísica ha formado la aparente solidez de una estructura que tiene su centralidad en la presencia: el ser.

El ser es enviado, por tanto, al centro. A su vez, este centro sirve de capacidad de representabilidad y garantiza así, la coherencia de la estructura.

Cuestionar la estructura del texto metafísico es cuestionar la presencia misma, pues la explicación de la metafísica es la historia del ser como presencia. Por ello, el problema de la presencia o la ausencia va a ser la diferencia derridiana en la deconstrucción. El conflicto del lenguaje filosófico de estructuras opuestas, binarias, dicotómicas, antagónicas, además, como si sus márgenes estuviesen muy bien delimitados: adentro-afuera, alma-cuerpo, principal-secundario, interior-exterior…

Clases online de filosofia Marcos Represas

Esta herencia desde Platón fundamentalmente se halla arraigada en el pensamiento de Occidente. Además de que, sus márgenes realmente no están claramente delimitados.

El lenguaje de la filosofía se ha debatido violentamente en esta estructura de opuestos. Uno imponiéndose al otro quedando este como subordinado, dependiente y servil al primero.

PARA QUÉ SIRVE LA DECONSTRUCCIÓN

Esta estructura constituye para Derrida una jerarquía que produce y reproduce nuevas jerarquías, nuevas oposiciones, nuevas interpretaciones sin salir de estos opuestos. Y, al creer que se reconfigura una nueva forma de filosofía, como la centralidad es la misma, se reconstruye, se reconstituye siempre.

Y de lo que se trata: DECONSTRUIR es de quitarnos esta jerarquía del que hacer filosófico.

Marcos Represas filosofia

Suscríbete al BOLETÍN para ver de primero el contenido

Marcos Represas filosofia

🔴 INTRODUCCIÓN A LA DECONSTRUCCIÓN. 2 | Jacques Derrida

Esta es la segunda parte del post: Introducción a la deconstrucción. Si has llegado a este post sin haber leído primero aquel texto, te recomiendo que vayas allá y luego regreses.

En este post vamos a continuación, a explicar brevemente acerca de las poscategorías (llamadas así por mi) que Jacques Derrida utilizaba en su reflexión deconstructivista.

¿PARA LA DECONSTRUCCIÓN QUE ES TEXTO?

En el primer post explicamos que para Derrida lo que contiene la totalidad del mundo es lenguaje, porque la gramática atraviesa todo. Por ello, va a mostrarnos en la Gramatología: No hay nada fuera del texto. Así que, en última instancia, el mundo es texto.

Cuando Derrida va a analizar un texto va a mostrarnos que no hay una sola voz en ese texto, hay una multiplicidad de voces ocultas, por tanto, dentro de un texto hay otros textos y, entre uno y otro, hay una ruptura que evidencia injertos de textos.

LA PALABRA COMO CENTRO DEL LENGUAJE: EL LOGO-FONO-CENTRISMO

Derrida ha mostrado que la palabra no es la forma dominante del lenguaje, mucho menos, que la escritura es como secundaria a la palabra. Él va a decir que, el logo-fono-centrismo, de decir, la secuencia palabra-voz-escucha, hablar-oír, no es ni ha sido la forma dominante del lenguaje, o lo que es lo mismo, la forma dominante de comunicarnos en la historia.

Además, hemos creído que la fórmula: voz-escuchar, pareciera que está relacionado a la consciencia o a la razón. Como si fuese la siguiente secuencia: mi razón-la digo-el otro escucha. O, peor aun, mi consciencia-voz interior-escribo.

Pues, Derrida en la Gramatología va mostrarnos que toda esa fórmula es precisamente al revés. La escritura no es la secundaria a la escritura, la escritura no es la última en la secuencia. La escritura es primero porque lo primero que hay es la gramática: las reglas del lenguaje.

EL PROBLEMA DEL SIGNIFICANTE-SIGNIFICADO

Clases online de filosofia Marcos Represas

Para poder explicar el siguiente punto, necesitamos primero introducir el binario significante-significado. Hay una diferencia entre la palabra y la cosa, entre la palabra libro y el libro. En este ejemplo, el significante es la palabra libro y el significado es el libro propiamente.

Incluso, si en este momento pensamos en un libro cualquiera, ese sería el significado, al pronunciar o escribir la palabra libro, sería el significante. En todo caso, las palabras que se refieren a las cosas son significantes.

Derrida va a mostrar que este binomio de significante-significado no es suficiente porque el significado es muchísimo más amplio que su palabra.

Por ejemplo, si queremos decir: la casa grande, nadie imaginará la misma casa, algunos imaginarán un palacio, otros una mansión, otros simplemente una casa más grade que las de ellos. Por lo tanto, el significante no alcanza al significado.

Derrida lo va a decir al revés: el significado desborda al significante. Este problema Derrida lo nombró con un término que no existe, viene del francés y que puede significar diferir, es decir, posponer, o diferencia. Este término va a ser: différance.

LA DIFFÉRANCE

A la palabra différence introduce la letra “a”: différance. ¿Y qué importancia puede tener esto? Que cuando se lee se ve que hay una “a” pero en la pronunciación en francés suena igual que si no estuviera. Es decir, si alguien lo escucha sin leer, no advierte que la “a” ha sido introducida.

Esta différance va a mostrarnos el desbordamiento del significado. Es como si buscáramos en el diccionario la palabra libro, esta palabra me va a referir a otros términos como: papel, manuscrito… y si busco esos términos me llevarán a otros hasta darle vuelta al diccionario. ¿Que quiere decir esto? Que el significado completo siempre va a estar diferido, pospuesto, nunca se alcanzada como totalidad.

El lenguaje es una red de significantes y significados emplazados en un contexto determinado.

EL SUPLEMENTO

En ese cruce producto de la différance se provoca un movimiento, un dislocamiento, una grieta que fisura la escritura del texto dejando huellas. Esas huellas provocan un suplemento que se añade a significado, es decir, un excedente que complementa el significado.

Derrida nos recuerda que esos suplementos de significados van a ser parte marginales del textos, que están al margen del texto; y que están encadenados a la presencia e identidad del texto.

LAS RUINAS

Parte de lo que la deconstrucción quiere poner en evidencia es que la ontología clásica, es decir, el estudio del ser de las cosas, trabaja en forma constructiva creyendo que tiene cimientos firmes, muy firmes, cuando realmente la ontología es frágil precisamente por el problema que provoca la différance, es decir, por ese desbordamiento del significado.

Las ruinas del texto viene dadas por elementos que no se reducen a la presencia, a esa pretensión de voz unitotal del texto. Es decir, es un material segregado: separado y apartado. Estos restos, esta restancia, es lo que hace divisible el texto a partir de la différance. Es por esto que Derrida muestra que hay varios textos en uno solo.

LAS CENIZAS

Entre las ruinas que están en las grietas hay cenizas. Estas cenizas van a ser algo que a pesar de ser residual, marginal, algo segregado, queda: la memoria. Esto evidencia la resistencia a la destrucción y el olvido luego de las ruinas. La resistencia de la ontología que se encuentra en la estructura de la escritura.

Y si hay memoria, hay posibilidad de recordar y posibilidad de olvido. Este cruce, Derrida lo va a llamar: duelo.

LO ESPECTRAL

La deconstrucción va poner de relieve que entre las ruinas del texto, entre sus cenizas, hay una espectralidad, hay espectro(s). Esto va a ser la idealización de la idealidad, es decir, la idea de la idea.

Es la presencia del resto o de lo que queda.

El mismo Derrida nos advierte que la filosofía no analiza las espectralidades de los discursos: esos espectros que aparecen y reaparecen en el texto. La espectralidad, esa cualidad de las palabras que tienen significados diferentes en contextos diferentes, que provoca dualidades y provoca polifonías en el texto.

DE LA GRAMATOLOGÍA

Recordemos que la palabra deconstrucción no es destrucción sino más bien, desestructurar, desmontar. Por ello, lo último en la cadena de la interpretación deconstructiva lo que queda es lo espectral, porque luego de desmontar un texto que se nos aparece como uno solo, entre sus fisuras, podemos ver claramente una presencia que está ahí, presente, pero que no tiene ni alma ni tiene cuerpo, es lo espectral.

Si no has leído nunca a Derrida, este post puede que sea absolutamente inentendible. Por ello, te voy a colocar un enlace para que descargues el texto canónico, central, de Derrida: De la Gramatología publicado en 1967. Así, podrás seguir o (re)comenzar el estudio de la deconstrucción.

El Genio Maligno de Descartes

Suscríbete al BOLETÍN para ver de primero el contenido

🔴 INTRODUCCIÓN A LA DECONSTRUCCIÓN. 1 | Jacques Derrida

La verdad nunca pensé que tanta gente estudiara la deconstrucción de Jacques Derrida y lamentablemente mucha gente lee sus libros sin entender bien qué es la deconstrucción. Por eso decidí hacer este artículo a manera introductoria para mostrarte de una forma sencilla la filosofía de Derrida.

EL PROBLEMA DE ESTUDIAR FILOSOFÍA

Uno de los problemas cuando alguien quiere acercarse a estudiar filosofía y más aun la deconstrucción, es el léxico propio de los filósofos y la historia de la filosofía, que si no lo sabes, quedarás perdido en un hoyo negro y no sabrás ni cómo caíste ahí ni cómo salir.

Lamentablemente muchas personas que no son de la disciplina filosófica -pero que les interesa, terminan desanimándose. ¡Pero tú no! Sigue adelante, que ya vas a ver que no es tan complicado.

Clases online de filosofia Marcos Represas

DECONSTRUCCIÓN SIGNIFICADO

La deconstrucción la desarrolló un filosofo francés llamado Jacques Derrida (1930-2004) tomando el término destruktion que el filósofo alemán Martín Heidegger (1889-1976) usó en su famoso texto Ser y tiempo.

Deconstruir es una forma de analizar y reinterpretar los textos, por eso se explica que es una forma de hacer hermenéutica, es decir, interpretar. Su sentido es desmontar o desestructurar el texto. Por lo tanto, y esto es importante, no es un método filosófico, no hay recetas.

Es una actitud reflexiva sobre el texto.

Si has leído algún texto de Derrida, te habrás dado cuenta que pareciera que lees algo que está entre poesía, un análisis lingüistico, historia de la filosofía y una novela.

Y estás en lo correcto, para Derrida todo es texto. Va por todo, con todos los temas se mete, sin jerarquía, precisamente porque eso hace la deconstrucción, desmonta el texto y muestra las fisuras y la grietas que deja al deconstruirlo.

JACQUES DERRIDA APORTES A LA FILOSOFÍA

No hay ideas principales ni secundarias en el pensamiento de Derrida. Esto parece difícil si queremos entrarle a un texto con la forma en como a muchos de nosotros nos enseñaron en el colegio: idea principal y secundaria, personaje principal y secundario, analizar eventos de forma cronológica, resúmenes…

Nada de esto sirve en la deconstrucción porque el deconstructivismo precisamente va a desmontar esas jerarquías del y en el texto. Va mostrar lo marginal, lo residual, lo que está ocult(ad)o. Lo más interesante para Derrida es que un texto no tiene unidad textual, hay una trama de textos superpuestos. Es decir, no hay una voz dominante como parece que se nos muestra.

Esto es lo que hace altamente provocativo a la deconstrucción. Si bien la academia nos ha enseñado a homogenizar y a jerarquizar el texto; lo que Derrida plantea es hacer una ruptura a toda forma en como hemos analizado los textos y sus estructuras.

DE LA GRAMATOLOGIA: NO HAY NADA FUERA DEL TEXTO

Aunque te guste cualquier libro de Derrida, tienes que tener en tu biblioteca su libro canónico: De la Gramatología (1967). Este es el único libro quizás que puedas estudiar con ciertas formas “políticamente correctas” de escribir un texto. Ya después -habiendo abonado y sustentado el terreno con el texto mencionado-, su escritura se parecerá más a una forma literaria que a una tradicionalmente filosófica.

Lo complicado de leer y entender los textos posteriores a la Gramatología es que para Derrida todo es conceptual. Al no haber jerarquías dentro de sus textos te mantienes en un vértigo, en una tensión literaria fasciante.

Derrida va a mostrarnos y a escribir textos dentro de textos. Como va a decir en De la Gramatología: No hay nada fuera del texto. ¿Esto qué significa? Que para Derrida todo es lenguaje porque todas las cosas están atravesadas por la gramática.

Cuando decimos por ejemplo “libro”. ¿Nos referimos a la cosa o a la palabra “libro”? ¿Las palabras hacen a las cosas (como se ha creído en la tradición filosófica) o más bien solo escribimos y hablamos de las palabras?

Todo en última instancia es texto. No hay nada fuera del texto porque todo se sustenta en la gramática.

Si piensas, lo haces bajo las reglas de la gramática. Si escribes o hablas también.

Derrida va a mostrarnos que no fue el logos, la palabra, lo primero, como la tradición cree, sino, obviamente la escritura. Toda la Gramatología lo que va a explicar, sustentar y mostrar es esto.

COMO HACER UNA DECONSTRUCCIÓN

¿Quieres aprender a deconstruir? Tienes necesariamente que saber cuáles son las poscategorías que Derrida trabajaba para que te sirvan de referencia en la actitud reflexiva que harás los textos.

Estas poscategorías, llamadas así por invento mio ya que obviamente no serán las categorías de la tradición las que Derrida va a usar, van a ser estas: Logocentismo, fonocentrismo, la différance, el suplemento, las ruinas, las cenizas, lo espectral.

¿Quieres saber qué son? 👉Tienes que ver la segunda parte👈

El Genio Maligno de Descartes

Suscríbete al BOLETÍN para ver de primero el contenido