❤️ Jacques Derrida [PENSAMIENTO]

La filosofía de Jacques Derrida (1930-2004) se caracteriza por una inmensa complejidad ya que abundan ciertas palabras inventadas que atraviesan su obra. Dicho esto, es fundamental un primer tratamiento del término más conocido de su filosofía: deconstrucción.

Deconstruccion Jacques Derrida Deconstruir
Introducción a la Deconstrucción

Como el mismo Derrida escribe en su texto Carta a un amigo japonés, la palabra deconstrucción es un intento de traducción del término heideggeriano: destruktion. Ya que Heidegger enfatizó en la tarea de destruir la metafísica occidental, en tanto su lógica de jerarquía binaria y en opuestos; ejemplo: mente-cuerpo, adentro-afuera, bien-mal, mundo ideal-mundo sensible.

Derrida quiso en este sentido, realizar un trabajo de interpretación, una operación de desmontaje, décontruire en francés, de estructura de la tradición occidental de los conceptos más importantes de la metafísica.

CONTEXTO FRANCÉS

Es importante recalcar que Jacques Derrida comienza a desarrollar su filosofía en un contexto dominado por el estructuralismo, ya sea por Saussure o Barthes, por la antropología de Lévi-Strauss y por el psicoanálisis de Lacan.

Y Jacques Derrida, en este entorno afirma que si bien la deconstrucción tiene un análisis estrucuralista (del lenguaje) es sobre todo un análisis anti-estrucuralista, ya que muestra cómo la estructura dualista de la metafísica y sus jerarquías no cumplen el sueño de la filosofía.

¿QUÉ ES LA DECONSTRUCCIÓN de Jacques Derrida?

La deconstrucción es una lectura interpretativa que lleva a evidenciar las fisuras dentro de un texto mostrando la falta de unidad del texto en su sentido ontológico. Si no hay una sola voz en el texto lo que queda es diferencia y multiplicidad. Éstas son realmente la unidad del texto, por ello no hay unidad originaria, sino différance, haciendo una distinción de la palabra “diferencia” (différence).

La forma de escribir la palabra différance es distinta del término francés différence en una letra, aunque de forma hablada son fonéticamente idénticas. Es decir, en francés se eschan igual ambas palabras, pero su diferencia está en su escritura. Por tanto, se trata de una “diferencia” más allá del lenguaje hablado.

Por último, es necesario explicar también que uno de los fundamentos de toda deconstrucción derridiana es desmontaje de la arquitectura conceptual de la metafísica occidental que explica la alguna unidad de cualquier concepto. Consiste en romper, desarticular, por ello desmontar la creencia de la primacía de la voz, del logos, sobre la escritura como base de la unidad del concepto.

Dicho en otras palabras: Derrida rompe con la creencia que primero es la voz, la palabra o el logos, antes que la escritura. Ya que la tradición filosófica ha puesto más importancia al logos que a la escritura, como si ésta fuera subsidiaria de la voz. Como si fuera la labor de un copista que copia lo que la voz dicta.

Esta es la denuncia logo-céntrica y fono-céntrica de la filosofía que hace la deconstrucción.

Derrida pone de manifiesto que primero es la escritura y no la palabra el origen. Sencillo, porque lo que primero que hay es la gramática para poder articular el lenguaje hablado.

Por ello, es que Jacques Derrida va a decirnos que los filósofos se han olvidado que la filosofía es una disciplina que se hace escribiendo.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo:

Parc de la Villette PARIS 🔵

Parc de la Villette.- El arquitecto suizo, Bernard Tschumi y su estudio Bernard Tschumi Architects, en el año 1982 construyó en París (Francia) el Parc de la Villete en el que dio una solución deconstructivista genial.

bernard tschumi parc de la villette

Tschumi es un de los arquitectos más grande que ha tenido el movimiento arquitectónico deconstructivista influenciado por el filósofo, Jacques Derrida. Aunque también desarrolla su teroría arquitectónica con un diálogo con la filosofía de pensadores como Vattimo, Walter, Deluze y Foucault.

Bernard Tschumi tuvo la oportunidad de hablar con Derrida sobre su análisis hermenéutico deconstructivo y Derrida le preguntó a Tschumi del por qué un arquitecto podría estar interesado en la deconstrucción si más bien esta te lleva a la anti-forma, la anti-estructura y la anti-jerarquía. A lo que Tschumi respondió “Precisamente por eso estoy interesado”.

Bernard Tschumi PARC de la VILLETTE

El arquiteco comienza su carrera en 1981 y en 1982 gana el concurso internacional del Parc de la Villette en París (Francia). Un emplazamiento de 55 hectáreas del que se necesitaba conectar con la ciudad y las construcciones existentes que ya funcionaban.

Compitió con arquitectos de la altura de Rem Koolhaas y Peter Eisenmann.

Bernard Tschumi Deconstructivismo

Tschumi aborda la solución arquitectónica del Parc de la Villette evocando a los constructivista rusos del principio del siglo XX, especialmente del texto de Kandisky: Punto Línea Superficie.

El punto se construye como las Locuras o Folies, un cubo de 10 x 10 x 10 metros decontruido. La línea evoca el cardus-decumanus griego, los ejes norte-sur y este-oeste. La superficie soluciona el paisajismo.

Parque de la Villette CONCEPTO

La deconstrucción es el término que, al igual que Jacques Derrida, Tschumi también evoca. Por ello, a continuación expondremos una síntesis de los 6 conceptos de Bernard Tschumi con respecto a su teoría deconstructivista de la arquitectura.

1. Las Tecnologías de De-familiarización

1.1. Este enfoque es para y desde las culturas post-industriales, las cuales comenzaron a aprovecharse de sus contradicciones, la fragmentación y superficialidad.

1.2. Esto muestra la realidad de forma des-estructurada, acelerando e intensificando la pérdida de certeza, de centro y de la historia.

1.3. Las tecnologías no producen formas ni identidades históricas.

1. 4. La tecnología en mayor desarrollo son las de la información y, la constructiva está yendo hacia la construcción de un mundo como un set de las imágenes, de las marcas.

2. La Sacudida Metropolitana

2.1 La actualidad muestra los peligros de la vida en la metrópoli moderna. Estos peligros dieron como resultado constante ansiedad.

2.2. La experiencia estética consistió en mantener viva defamiliarización.

2.3. La arquitectura ya no es sobre comodidad ni de soluciones sosegadoras o reconfortantes.

2.4. Ahora, se construye centros comerciales, rascacielos y casas pequeñas; las que se ven como un signo positivo de la vitalidad de cultura urbana.

3. La De-estructuración

3.1. La época contemporánea muestra la debilitación de la arquitectura. Esto alteró la relación entre la estructura y la imagen, la estructura y piel.

3.2. La filosofía contemporánea ha hecho referencia a esta relación entre el marco y la imagen.

3.3. Tradicionalmente, ambos, marco y estructura, realizan la misma función, manteniéndolos así, unidos.

4. Superposición

4.1. Hay que desafiar las jerarquías implícitas escondidas en las dualidades: la forma sigue función, el ornamento está subordinado a la estructura.

4.2. Este sentimiento anti-jerárquico condujo al espacio simultáneo de: “ambos” y “ni / ni”. La deconstrucción se realiza en el “entre”. Esto permitió la superposición.

4.3. La distinción entre la estructura (o el marco), la forma (o el espacio), el acontecimiento (o la función), el cuerpo humano (o el movimiento), y la ficción (o la narrativa) fueron sistemáticamente: superimposición, colisión, distorsión, fragmentación.

5. Programación Cruzada

5.1. La inter-cambiabilidad completa de forma y la función.

5.2. Identificar la pérdida de relaciones programáticas. Por tanto, la función no sigue forma, la forma no sigue función.

5.3. Si la arquitectura es ambos: concepto y experiencia, espacio y uso, estructura e imagen superficial, hay que hibridizarlos: programación cruzada, trans-programación, des-programación. Surgiendo así, el desplazamiento del programa arquitectónico.

6. Acontecimientos

6.1. La inserción en la arquitectura de los términos “acontecimiento” y “el movimiento”.

6.2. Ciertamente, la arquitectura se encuentra en una situación única: Es la única disciplina que por definición combina concepto y la experiencia, la imagen y el uso, la imagen y la estructura. Los escritores y filósofos pueden escribir, los matemáticos pueden desarrollar fórmulas y espacios virtuales, pero los arquitectos son los únicos que pueden hacer este híbrido.

6.3. El acontecimiento es el lugar donde se vuelve a pensar y se reformula los diferentes elementos arquitectónicos.

6.4. Por definición, el acontecimiento es el lugar de la combinación de diferencias.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese ver:

🔴 DECONSTRUIR. JACQUES DERRIDA

El filósofo francés que nos invita a deconstruir, Jaques Derrida (1930-2004), como heredero de la filosofía de Nietzsche (1846-1900); parte del mismo planteamiento sobre la historia de la filosofía como historia de enmascaramientos. Y estas mascaras están puestas como valores supremos.

Deconstruccion Jacques Derrida Deconstruir
Derrida: Introducción a Deconstruir

La filosofía ha enmascarado su rostro en cada tiempo histórico a través de distintas denominaciones. Y siempre bajo el fundamento e un ideal o de una noción central. Derrida nos muestra: la tradición de Occidente es un encadenamiento continuo de distintas explicaciones de ese centro.

DECONSTRUIR LA FILOSOFÍA

La deconstrucción entiende que ese centro es el problema heideggeriano sobre la siguiente idea: la metafísica siempre ha significado por “ser”. Es decir, ser de un ente, aquello que permite la existencia del ente bajo la condición de “estar-ahí”, como presente y como totalidad.

Por tanto, el “ser” siempre ha sido entendido como fundamento, principio y fin de todas las cosas. Aquello a lo que siempre había que ceñirse al que “está-ahí”, y esto es, en el sentido más extenso, la presencia del presente.

Ahora admisiblemente, Derrida, va a ponernos de manifiesto esta característica que se encuentra motivada ciertamente por una permanente centralidad. La metafísica ha formado la aparente solidez de una estructura que tiene su centralidad en la presencia: el ser.

El ser es enviado, por tanto, al centro. A su vez, este centro sirve de capacidad de representabilidad y garantiza así, la coherencia de la estructura.

Cuestionar la estructura del texto metafísico es cuestionar la presencia misma, pues la explicación de la metafísica es la historia del ser como presencia. Por ello, el problema de la presencia o la ausencia va a ser la diferencia derridiana en la deconstrucción. El conflicto del lenguaje filosófico de estructuras opuestas, binarias, dicotómicas, antagónicas, además, como si sus márgenes estuviesen muy bien delimitados: adentro-afuera, alma-cuerpo, principal-secundario, interior-exterior…

Esta herencia desde Platón fundamentalmente se halla arraigada en el pensamiento de Occidente. Además de que, sus márgenes realmente no están claramente delimitados.

El lenguaje de la filosofía se ha debatido violentamente en esta estructura de opuestos. Uno imponiéndose al otro quedando este como subordinado, dependiente y servil al primero.

PARA QUÉ SIRVE LA DECONSTRUCCIÓN

Esta estructura constituye para Derrida una jerarquía que produce y reproduce nuevas jerarquías, nuevas oposiciones, nuevas interpretaciones sin salir de estos opuestos. Y, al creer que se reconfigura una nueva forma de filosofía, como la centralidad es la misma, se reconstruye, se reconstituye siempre.

Y de lo que se trata: DECONSTRUIR es de quitarnos esta jerarquía del que hacer filosófico.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo:

🔴 INTRODUCCIÓN A LA DECONSTRUCCIÓN. 2 | Jacques Derrida

Esta es la segunda parte del post: Introducción a la deconstrucción. Si has llegado a este post sin haber leído primero aquel texto, te recomiendo que vayas allá y luego regreses.

En este post vamos a continuación, a explicar brevemente acerca de las poscategorías (llamadas así por mi) que Jacques Derrida utilizaba en su reflexión deconstructivista.

¿PARA LA DECONSTRUCCIÓN QUE ES TEXTO?

En el primer post explicamos que para Derrida lo que contiene la totalidad del mundo es lenguaje, porque la gramática atraviesa todo. Por ello, va a mostrarnos en la Gramatología: No hay nada fuera del texto. Así que, en última instancia, el mundo es texto.

Cuando Derrida va a analizar un texto va a mostrarnos que no hay una sola voz en ese texto, hay una multiplicidad de voces ocultas, por tanto, dentro de un texto hay otros textos y, entre uno y otro, hay una ruptura que evidencia injertos de textos.

LA PALABRA COMO CENTRO DEL LENGUAJE: EL LOGO-FONO-CENTRISMO

Derrida ha mostrado que la palabra no es la forma dominante del lenguaje, mucho menos, que la escritura es como secundaria a la palabra. Él va a decir que, el logo-fono-centrismo, de decir, la secuencia palabra-voz-escucha, hablar-oír, no es ni ha sido la forma dominante del lenguaje, o lo que es lo mismo, la forma dominante de comunicarnos en la historia.

Además, hemos creído que la fórmula: voz-escuchar, pareciera que está relacionado a la consciencia o a la razón. Como si fuese la siguiente secuencia: mi razón-la digo-el otro escucha. O, peor aun, mi consciencia-voz interior-escribo.

Pues, Derrida en la Gramatología va mostrarnos que toda esa fórmula es precisamente al revés. La escritura no es la secundaria a la escritura, la escritura no es la última en la secuencia. La escritura es primero porque lo primero que hay es la gramática: las reglas del lenguaje.

EL PROBLEMA DEL SIGNIFICANTE-SIGNIFICADO

Para poder explicar el siguiente punto, necesitamos primero introducir el binario significante-significado. Hay una diferencia entre la palabra y la cosa, entre la palabra libro y el libro. En este ejemplo, el significante es la palabra libro y el significado es el libro propiamente.

Incluso, si en este momento pensamos en un libro cualquiera, ese sería el significado, al pronunciar o escribir la palabra libro, sería el significante. En todo caso, las palabras que se refieren a las cosas son significantes.

Derrida va a mostrar que este binomio de significante-significado no es suficiente porque el significado es muchísimo más amplio que su palabra.

Por ejemplo, si queremos decir: la casa grande, nadie imaginará la misma casa, algunos imaginarán un palacio, otros una mansión, otros simplemente una casa más grade que las de ellos. Por lo tanto, el significante no alcanza al significado.

Derrida lo va a decir al revés: el significado desborda al significante. Este problema Derrida lo nombró con un término que no existe, viene del francés y que puede significar diferir, es decir, posponer, o diferencia. Este término va a ser: différance.

LA DIFFÉRANCE

A la palabra différence introduce la letra “a”: différance. ¿Y qué importancia puede tener esto? Que cuando se lee se ve que hay una “a” pero en la pronunciación en francés suena igual que si no estuviera. Es decir, si alguien lo escucha sin leer, no advierte que la “a” ha sido introducida.

Esta différance va a mostrarnos el desbordamiento del significado. Es como si buscáramos en el diccionario la palabra libro, esta palabra me va a referir a otros términos como: papel, manuscrito… y si busco esos términos me llevarán a otros hasta darle vuelta al diccionario. ¿Que quiere decir esto? Que el significado completo siempre va a estar diferido, pospuesto, nunca se alcanzada como totalidad.

El lenguaje es una red de significantes y significados emplazados en un contexto determinado.

EL SUPLEMENTO

En ese cruce producto de la différance se provoca un movimiento, un dislocamiento, una grieta que fisura la escritura del texto dejando huellas. Esas huellas provocan un suplemento que se añade a significado, es decir, un excedente que complementa el significado.

Derrida nos recuerda que esos suplementos de significados van a ser parte marginales del textos, que están al margen del texto; y que están encadenados a la presencia e identidad del texto.

LAS RUINAS

Parte de lo que la deconstrucción quiere poner en evidencia es que la ontología clásica, es decir, el estudio del ser de las cosas, trabaja en forma constructiva creyendo que tiene cimientos firmes, muy firmes, cuando realmente la ontología es frágil precisamente por el problema que provoca la différance, es decir, por ese desbordamiento del significado.

Las ruinas del texto viene dadas por elementos que no se reducen a la presencia, a esa pretensión de voz unitotal del texto. Es decir, es un material segregado: separado y apartado. Estos restos, esta restancia, es lo que hace divisible el texto a partir de la différance. Es por esto que Derrida muestra que hay varios textos en uno solo.

LAS CENIZAS

Entre las ruinas que están en las grietas hay cenizas. Estas cenizas van a ser algo que a pesar de ser residual, marginal, algo segregado, queda: la memoria. Esto evidencia la resistencia a la destrucción y el olvido luego de las ruinas. La resistencia de la ontología que se encuentra en la estructura de la escritura.

Y si hay memoria, hay posibilidad de recordar y posibilidad de olvido. Este cruce, Derrida lo va a llamar: duelo.

LO ESPECTRAL

La deconstrucción va poner de relieve que entre las ruinas del texto, entre sus cenizas, hay una espectralidad, hay espectro(s). Esto va a ser la idealización de la idealidad, es decir, la idea de la idea.

Es la presencia del resto o de lo que queda.

El mismo Derrida nos advierte que la filosofía no analiza las espectralidades de los discursos: esos espectros que aparecen y reaparecen en el texto. La espectralidad, esa cualidad de las palabras que tienen significados diferentes en contextos diferentes, que provoca dualidades y provoca polifonías en el texto.

DE LA GRAMATOLOGÍA

Recordemos que la palabra deconstrucción no es destrucción sino más bien, desestructurar, desmontar. Por ello, lo último en la cadena de la interpretación deconstructiva lo que queda es lo espectral, porque luego de desmontar un texto que se nos aparece como uno solo, entre sus fisuras, podemos ver claramente una presencia que está ahí, presente, pero que no tiene ni alma ni tiene cuerpo, es lo espectral.

Si no has leído nunca a Derrida, este post puede que sea absolutamente inentendible. Por ello, te voy a colocar un enlace para que descargues el texto canónico, central, de Derrida: De la Gramatología publicado en 1967. Así, podrás seguir o (re)comenzar el estudio de la deconstrucción.

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo:

🔴 INTRODUCCIÓN A LA DECONSTRUCCIÓN. 1 | Jacques Derrida

La verdad nunca pensé que tanta gente estudiara la deconstrucción de Jacques Derrida y lamentablemente mucha gente lee sus libros sin entender bien qué es la deconstrucción. Por eso decidí hacer este artículo a manera introductoria para mostrarte de una forma sencilla la filosofía de Derrida.

EL PROBLEMA DE ESTUDIAR FILOSOFÍA

Uno de los problemas cuando alguien quiere acercarse a estudiar filosofía y más aun la deconstrucción, es el léxico propio de los filósofos y la historia de la filosofía, que si no lo sabes, quedarás perdido en un hoyo negro y no sabrás ni cómo caíste ahí ni cómo salir.

Lamentablemente muchas personas que no son de la disciplina filosófica -pero que les interesa, terminan desanimándose. ¡Pero tú no! Sigue adelante, que ya vas a ver que no es tan complicado.

DECONSTRUCCIÓN SIGNIFICADO

La deconstrucción la desarrolló un filosofo francés llamado Jacques Derrida (1930-2004) tomando el término destruktion que el filósofo alemán Martín Heidegger (1889-1976) usó en su famoso texto Ser y tiempo.

Deconstruir es una forma de analizar y reinterpretar los textos, por eso se explica que es una forma de hacer hermenéutica, es decir, interpretar. Su sentido es desmontar o desestructurar el texto. Por lo tanto, y esto es importante, no es un método filosófico, no hay recetas.

Es una actitud reflexiva sobre el texto.

Si has leído algún texto de Derrida, te habrás dado cuenta que pareciera que lees algo que está entre poesía, un análisis lingüistico, historia de la filosofía y una novela.

Y estás en lo correcto, para Derrida todo es texto. Va por todo, con todos los temas se mete, sin jerarquía, precisamente porque eso hace la deconstrucción, desmonta el texto y muestra las fisuras y la grietas que deja al deconstruirlo.

JACQUES DERRIDA APORTES A LA FILOSOFÍA

No hay ideas principales ni secundarias en el pensamiento de Derrida. Esto parece difícil si queremos entrarle a un texto con la forma en como a muchos de nosotros nos enseñaron en el colegio: idea principal y secundaria, personaje principal y secundario, analizar eventos de forma cronológica, resúmenes…

Nada de esto sirve en la deconstrucción porque el deconstructivismo precisamente va a desmontar esas jerarquías del y en el texto. Va mostrar lo marginal, lo residual, lo que está ocult(ad)o. Lo más interesante para Derrida es que un texto no tiene unidad textual, hay una trama de textos superpuestos. Es decir, no hay una voz dominante como parece que se nos muestra.

Esto es lo que hace altamente provocativo a la deconstrucción. Si bien la academia nos ha enseñado a homogenizar y a jerarquizar el texto; lo que Derrida plantea es hacer una ruptura a toda forma en como hemos analizado los textos y sus estructuras.

DE LA GRAMATOLOGIA: NO HAY NADA FUERA DEL TEXTO

Aunque te guste cualquier libro de Derrida, tienes que tener en tu biblioteca su libro canónico: De la Gramatología (1967). Este es el único libro quizás que puedas estudiar con ciertas formas “políticamente correctas” de escribir un texto. Ya después -habiendo abonado y sustentado el terreno con el texto mencionado-, su escritura se parecerá más a una forma literaria que a una tradicionalmente filosófica.

Lo complicado de leer y entender los textos posteriores a la Gramatología es que para Derrida todo es conceptual. Al no haber jerarquías dentro de sus textos te mantienes en un vértigo, en una tensión literaria fasciante.

Derrida va a mostrarnos y a escribir textos dentro de textos. Como va a decir en De la Gramatología: No hay nada fuera del texto. ¿Esto qué significa? Que para Derrida todo es lenguaje porque todas las cosas están atravesadas por la gramática.

Cuando decimos por ejemplo “libro”. ¿Nos referimos a la cosa o a la palabra “libro”? ¿Las palabras hacen a las cosas (como se ha creído en la tradición filosófica) o más bien solo escribimos y hablamos de las palabras?

Todo en última instancia es texto. No hay nada fuera del texto porque todo se sustenta en la gramática.

Si piensas, lo haces bajo las reglas de la gramática. Si escribes o hablas también.

Derrida va a mostrarnos que no fue el logos, la palabra, lo primero, como la tradición cree, sino, obviamente la escritura. Toda la Gramatología lo que va a explicar, sustentar y mostrar es esto.

COMO HACER UNA DECONSTRUCCIÓN

¿Quieres aprender a deconstruir? Tienes necesariamente que saber cuáles son las poscategorías que Derrida trabajaba para que te sirvan de referencia en la actitud reflexiva que harás los textos.

Estas poscategorías, llamadas así por invento mio ya que obviamente no serán las categorías de la tradición las que Derrida va a usar, van a ser estas: Logocentismo, fonocentrismo, la différance, el suplemento, las ruinas, las cenizas, lo espectral.

¿Quieres saber qué son? 👉Tienes que ver la segunda parte👈

-FIN-

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

¿No quieres perderte mis vídeos? ¡Suscríbete a mi canal de Youtube!

¡Nos vemos pronto!

Espera, dale clic a algún video, quizás te interese verlo: