La Sociedad del Cansancio | Byung Chul Han

La Sociedad del Cansancio | Byung Chul Han

La sociedad del cansancio: El nuevo libro del filósofo surcoreano Byung-Chul Han afincado en Alemania y en toda Latinoamérica, también es última moda en la Academia. El libro está dividido en siete capítulos cortos y tiene más de una docena de traducciones. Su tesis es que el mundo occidental se ha convertido en una sociedad de la fatiga.

Capítulo #1: La violencia neuronal en La sociedad del cansancio

Byung Chul Han hace un análisis patológico de la sociedad, mostrando que ésta sufre una serie de males que varían según sus fases históricas. Supongamos que las enfermedades virales y bacteriológicas marcaron el siglo pasado. En ese caso, el siglo XXI se caracteriza por trastornos neuronales, como la depresión, el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) , el trastorno límite de la personalidad, el síndrome de Burnout (un ardor del yo por sobrecalentamiento, que desemboca en agotamiento) , entre otros.

El tema que trajo para los lectores es que ninguna de estas enfermedades específicas hoy en día es una infección. Son enfermedades causadas por un exceso de positividad y, por eso mismo, ninguna técnica inmunológica resulta eficaz para combatirlas.

Capítulo #2: Más allá de la sociedad disciplinaria de Byung Chul Han

Han trae el concepto de Foucault de “sociedad de la disciplinariedad” para compararlo con la sociedad real. La idea es que el siglo XXI se ha convertido en una sociedad del rendimiento. Los individuos ya no se someten a instituciones disciplinarias y aparecen como empresarios de sí mismos o “sujetos de actuación” y producción.

Predomina la ola del “Sí se puede” y se expresa en la valoración de iniciativas y proyectos. Aquellos que no encajan en esta perspectiva son vistos como depresivos y fracasados. El deseo en una sociedad de rendimiento es siempre maximizar la producción. Sin embargo, el tema de la actuación no deja de lado sus funciones. No hay ruptura en este sentido. Este proceso da como resultado la producción de una serie de enfermedades psíquicas , que surgen de esta libertad paradójica del individuo. 

Esto se debe a que el sujeto de la actuación no sufre una coacción externa que lo obligue a trabajar. Sin embargo, se somete al exhaustivo trabajo. Siempre está persiguiendo su “felicidad” a toda costa. Este alto rendimiento de la felicidad conduce al agotamiento.

Capítulo #3: El aburrimiento profundo en contra de La Sociedad del Cansancio

El individuo de hoy es positivo, en el sentido de que acepta todo lo que le es ajeno: lo que antes era un no-yo, ahora es otro yo posible . Por lo tanto, esa negatividad esencial, que para el filósofo alemán Hegel es el presupuesto de la existencia, falta. Esta notable apertura está en la base de la libertad neoliberal ilimitada, amplificada por la revolución digital.

Sin embargo, esta libertad plena produce en el individuo la angustia de tener que explotar su condición de hombre libre y el consiguiente sentimiento de culpa cuando se demora. En pocas palabras: lo hace cualquier cosa menos feliz.

A este problema Byung Chul Han plantea la necesidad urgente del aburrimiento.

Capítulo #4: La vita activa

Han comienza la mayor parte de las partes analizando las ideas de otros pensadores, pero ciertamente no tiene miedo de contradecirlas. Un buen ejemplo es su examen de las afirmaciones de Hannah Arendt de que hemos renunciado a nuestro individualismo y nos hemos convertido en engranajes de la máquina, lo que lleva a una sociedad demasiado hastiada y exhausta para pensar. La contrademanda de Han es que estamos demasiado llenos de ego; es el papel dual mencionado anteriormente, el de ser nuestro propio jefe y subordinado simultáneamente, lo que nos tiene agotados.

Entonces, ¿cuál es la salida? Bueno, una vía de escape es la de la vita contemplativa. 

Capítulo #5: Pedagogía del mirar con Friedrich Nietzsche

Han expone el caso del aburrimiento, el precursor necesario de la creatividad, como la única forma de evitar que llevemos una vida de repetición y leve refinamiento, antes de echar un vistazo rápido a Nietzsche (inevitablemente). La idea de “la pedagogía de ver” es otra forma de ver la necesidad de reflexión.

En un mundo donde las pausas y los descansos son cada vez más cortos, si es que los hay, tanto Nietzsche como Han enfatizan la importancia de dar un paso atrás y la necesidad de desarrollar la capacidad de resistir la multitud de atracciones disponibles: decir no a todos los libros nuevos y brillantes, ¿quizás?

Capítulo #6: El Caso Bartleby en La Sociedad del Cansancio

Bartleby, the Scrivener : A Wall Street Story es una novela de Herman Melville (1819–1891), publicada de forma anónima en 1853. La historia se cuenta a través de un personaje-narrador: un abogado que trabajaba en una habitación de un edificio en Wall Street. En el buen sentido, este narrador evidencia la necesidad del hombre occidental de buscar su origen, en este caso, para expresar la verdad absoluta de la historia narrada. Su objetivo, entonces, es determinar el origen del empleado Bartleby y descubrir sus secretos.

Por simple curiosidad, Bartleby se convierte en la obsesión del narrador , que descompone su relato en contrastes sentimentales: a veces presumido de superioridad ante el escribano , a veces atormentado por el peso de la culpa, ya afligido por un pobre juez, ya lleno de rabia por su terquedad e insubordinación. De esta manera, Bartleby poco a poco comienza a impactar psicológicamente a todos los personajes.

En un momento en que otros compañeros de profesión cuestionan al narrador (que permanece en el anonimato a lo largo de la historia) sobre por qué mantiene en la oficina a un empleado inútil, el jefe decide tomar medidas contundentes pero ineficaces con su empleado.

Al adoptar la negación como filosofía , Bartleby hace imposible romper el anillo que lo rodea. El narrador, por el contrario, revela todas sus ansiedades, frustraciones y miedos al lector. Su decepción es evidente al conocer íntimamente a su empleado y así ejercer control sobre él (como lo hizo con sus otros empleados). Sin embargo, Bartleby no cede ante su (o nuestro) llamamiento.

Bartleby muestra el agotamiento proveniente del trabajo en un ambiente altamente hostil que es objeto de actuación en una sociedad de sobreproducción. La narración expresa melancolía y mal humor, y los personajes padecen trastornos neuróticos. Por tanto, Bartleby no encaja en este sentido, y su figura muere aislada. Presenta una sociedad más allá de lo disciplinario pero con características de sujeto de obediencia. Esta vez, el autor quiere transmitir el entendimiento de que todos los esfuerzos de la vida conducen a la muerte.

Es relevante recordar que Bartleby es escribano , lo que significa que reproduce otras creaciones en su creación. En algún punto o capa de interpretación, puede verse como una máquina. En otro punto, puede verse esencialmente quién da a luz a la copia . Lo que también significa que absorbe el agotamiento de otros en su trabajo y se multiplica . ¿Bartleby tiene subjetividad en existencia?

Capítulo #7: La Sociedad del Cansancio

El libro termina con un capítulo en el que Han usa Versuch über die Müdigkeit ( Un ensayo sobre el cansancio ) de Peter Handke para finalmente explicar cómo cree que deberíamos abordar el problema. Existe el peligro de la rutina y la fatiga que conducen a lo que él llama “un infarto del alma”, y peor aún, se trata de una aflicción individual que separa a las personas. Handke describe una necesidad de hacer un espacio en el mundo, de cambiar el cansancio-del-yo por el “cansancio del nosotros”, o un “cansancio comunitario”, uno cómodo que realmente promueva la felicidad.

Y es aquí donde finalmente nos damos cuenta de que el título de la versión en inglés se ha equivocado todo el tiempo. Verá, en verdad contra lo que Han está argumentando, la Sociedad de Rendimiento, es la verdadera Sociedad del Cansancio

La Sociedad del cansancio de Handke (y Han) es en realidad algo por lo que luchar, un posible desarrollo futuro, una sociedad en la que tenemos el poder de dar un paso atrás y No-hacer. Solo cuando admitamos la importancia de la perspectiva, el aburrimiento y la capacidad de rechazar las múltiples atracciones que ofrece el mundo moderno, podremos disfrutar de un merecido cansancio en lugar de una fatiga agotadora.

[Redes Sociales] Puedes encontrarme dándole clic a mis redes

PUEDES SUSCRIBIRTE A MI CANAL DE FILOSOFÍA PARA SABER MÁS DE FILOSOFÍA

Dale clic al botón de YouTube para suscribirte ¡Y listo!

TE PRESENTO A MIS MECENAS DE PATREON

Tú también puedes apoyarme en Patreon. Puedes ver cómo dándole clic a la imagen
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!